Museos

La UNESCO define a los museos como “instituciones permanentes, sin fines lucrativos, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abiertas al público y que realizan investigaciones sobre los testimonios materiales del hombre y de su entorno, los adquieren, los conservan, los comunican y, en particular, los exponen con fines de estudio, educación y recreo”.

Las colecciones de objetos existen de hecho en la mayoría de las culturas humanas, expresan una relación con el pasado que da prioridad a las huellas materiales dejadas por nuestros antepasados, tienden a preservarlas e incluso, en ocasiones, a hacerlas imprescindibles para el funcionamiento de las sociedades humanas. Junto con los monumentos, constituyen actualmente la parte principal de lo que se conoce globalmente con la denominación de patrimonio cultural.

El patrimonio museográfico es a la vez actor e instrumento del establecimiento del diálogo entre las naciones y de una visión común en el plano internacional cuyo objetivo primordial es el desarrollo cultural. Este desarrollo presenta un carácter y una forma muy diferentes según los contextos históricos y culturales.

El museo es ante todo un instrumento de salvaguardia y preservación del conjunto del patrimonio. Se encarga de los estudios científicos necesarios para la comprensión y la determinación del sentido como de la propiedad. De este modo el museo contribuye a la formulación de una ética global basada en prácticas de conservación, protección y difusión de los valores del patrimonio cultural. La misión educativa del museo, sea del tipo que sea, es complementaria del estudio científico.

El museo es asimismo el lugar en el que se exponen las interacciones entre la naturaleza y la cultura: son cada vez más numerosos los museos que presentan las ciencias, las ciencias naturales y las tecnologías.

Por último, el museo está al servicio del desarrollo endógeno de las comunidades sociales cuyos testimonios conserva y de las que facilita la expresión de las aspiraciones culturales. Decididamente orientados hacia su público, los museos comunitarios permanecen atentos a las evoluciones sociales y culturales, y permiten exponer nuestra identidad y nuestra diversidad en un mundo en perpetua mutación.

Catamarca alberga gran parte de su riqueza patrimonial en museos temáticos, algunos públicos, otros iniciativas privadas, pero todos concebidos con la idea de preservar el patrimonio museográfico para futuras generaciones.

El desafío ahora es convertir a esos museos en algo más que en custodios del patrimonio. Y transformarlos en ámbitos de participación y circulación de ciudadanos, estudiantes y turistas que encuentren, además de obras para ver, actividades para desarrollar en el marco de los museos de la provincia.

Son siete los museos que dependen de la Provincia de Catamarca: el Museo de Bellas Artes Laureano Brizuela, el Museo Folklórico Juan Alfonso Carrizo, el Museo Histórico de la Provincia, los tres ubicados en la capital catamarqueña; y el Museo Arqueológico Samuel Lafone Quevedo (Andalgalá), Museo Arqueológico Eric Boman (Santa María), Museo Arqueológico Cóndor Huasi (Belén)  y Museo Integral de Icaño (La Paz).

Catamarca 11-03-2009 Muestra en el Museo Folclorico Foto Ariel Pacheco
Museo Folklórico
Museo de Bellas Artes
Museo de Bellas Artes
Museo Histórico
Museo Histórico